Terminamos en Reikiavik

image

Ya se termina el viaje y finalizamos en la capital. Es una pequeña ciudad que si el horario del vuelo lo permite un día es suficiente. El bullicio se centra en la calle Hverfisgata donde están gran parte de las tiendas y restaurantes, la plaza Adalstraeti Veltus y el puerto viejo.

image

En la parte mas cultural tienes el moderno palacio de la ópera (Harpa), la catedral (donde puedes escuchar conciertos de órgano tres días a la semana a las 12h) y un monumento al lado del mar, cerca de la opera, que es una mezcla de esqueleto de ballena y de barco.

Todo, aunque parezca mucho, lo puedes hacer en un día cogiendo a ultima hora el autobús al aeropuerto. Aunque si te gusta la vida nocturna, y Reikiavik la tiene, necesitaras también una noche.
Bueno, todo lo anterior y un bañito en las piscinas públicas de Vesturbaejarlaug. Cerca del centro, con pozas a distintas temperaturas, iakuzi, sauna y un agradable ambiente local.

image

Los distintos baños que hemos tenido a lo largo del viaje nos han cargado las pilas en un país con un clima tan duro y no podíamos irnos sin el ultimo baño.

Anuncios

La ruta 35

image

Otra ruta por las tierras altas es la concurrida ruta 35 o F35. Discurre entre la segunda y tercera masas de hielo mas grandes de Islandia. Es una ruta sencilla, en su mayor parte en tierra y sin necesidad de vadear ríos.
La utilizan lineas de autobús para ir a Akureiry ya que es la vía mas corta, también hay algunos alojamientos en los que puedes bajarte, hacer treking  y coger otro bus mas tarde, además de ser la recomendada en muchas guías para ver las tierras altas sin arriesgar. Por todo ello es en la que más trafico encontramos con mucha diferencia.
image

Volvemos al paisaje desértico, zonas de cráteres, lenguas de lava, vientos helados provenientes de las grandes acumulaciones de hielo pero no todo van a ser penalidades, unas pozas termales a mitad de camino calientan y relajan. La lava recorre las entrañas del país y ves su prueba en las numerosas zonas de fumarolas y aguas termales.
image

En una zona de la ruta puedes ver (si las nubes lo permiten) las lenguas de varios glaciares manando de las masas de hielo a izquierda y derecha del camino. Las ves algo lejos pero aun así  sorprenden.

Fiordos del Norte

image

Para visitar esta zona nos alojamos en Siglufjordur, un pequeño pueblo pesquero rodeado de montañas nevadas con una animada vida local, para los standards de Islandia, hay panadería, pescadería y varios restaurantes.  Hasta aquí se llega desde Akureyri siguiendo el borde del fiordo Eyhafjordur que intuimos es un fiordo precioso bordeado por montañas nevadas, digo intuimos porque hay una densa niebla, que sólo nos permite adivinar parte del paisaje. Antes de llegar hay tres túneles de unos 7 y 3 Km.
De estos fiordos hacemos un recorrido por la península de Trollaskagi, una zona muy verde, solitaria, con granjas aisladas y muchos caballos. Se puede ver el fiordo con islas en forma de rocas recortadas.
Al volver hacemos una parada en Hofsos, para bañarnos en las piscinas calientes, que están construidas al borde del mar con una preciosa vista. Había mucha gente local tomándose un baño, a pesar de que llovía considerablemente.

image

Al lado de las piscinas hay un acantilado con unas extrañas formaciones rocosas que son como columnas hexagonales, formaciones que hemos visto también en otras zonas del  país.
Justo antes de llegar de vuelta a Siglufjordur, antes de pasar el túnel, hay un faro desde el que podríamos ver el sol de medianoche. Volvemos de madrugada, pero aunque la posición es buena, las nubes no nos permiten verlo claramente.
Islandia es un país con paisajes y fenómenos naturales espectaculares, pero el clima no está dispuesto a que los apreciemos en toda su belleza.

El clima que nos tocó

Ya sabíamos que hacía frío y llovía pero siempre piensas que tendrás suerte y te tocará sol. Y si, nos tocó en sol cada… cada… cada muchos días. Empezamos con un día bueno de cada tres y estamos terminando con uno pasable cada cuatro o cinco y contentos. Y es así. Te levantas con un día despejado y poco después el viento te pone a unas nubes negras que te pasan por agua.
En fin, no vinimos por el sol y estábamos avisados así que alegría y buen humor. 😉

Camino de Askja

image

Askja es una caldera de un volcán de las tierras altas a la que queremos llegar. Cogemos la F88 (todas la F son carreteras de tierra) y ya donde empieza te avisan que hay que ir en 4×4 y vadear ríos. Bien, eso ya lo hemos hecho. ¡En marcha!
Cada vez que te adentras en las tierras altas (la zona interior del país) el paisaje cambia rápidamente. De praderas verdes a zonas desérticas o semidesérticas de aspecto tremendamente árido. Lugares castigados por el clima y por los volcanes, ríos de lava petrificados, cenizas negras cubriendo grandes extensiones, pedregales sin un solo matojo. Todo esto solo cambia en las lindes de los ríos, única zona con un poco de vegetación.
Tenemos 100 km de tierra, polvo y ríos. El paisaje te va trasladando haciéndote viajar a escenas de películas de ciencia-ficción de planetas lejanos. Todo lo que ves atrae y según te adentras mas cambia. Todo es así hasta que llegas a un río. No un meandro, un río. Paras, le observas, intentas adivinar cuanto cubre, calculas si la corriente no es demasiado fuerte, metes todo en el ordenador y decides. Ok, adelante. En total hay que atravesar tres ríos de entre 10 y 20 metros de ancho que pasamos bien pero que te quedas mas tranquilo después de pasarlo.
A 60 km está el camping para las rutas del Hrossaborg, un volcán de hace 10.000 años en forma de meseta considerado el Rey de las montañas por los Islandeses. A partir de este punto me gustó mas el paisaje, no es que de un vuelco pero creo que mejora. En Askja también hay un camping y refugio desde donde sale el ultimo tramo de carretera de unos 7 km hasta el parking. Desde este parking hay 2,5 km a la cima que hay que ir andando.
Llegar al ultimo parking nos costó. El día anterior había nevado y todavía quedaba bastante nieve. Aparcamos, cogemos las cosas, empezamos a andar y al mirar a nuestra espalda vimos una masa de nubes negras que venían hacia nosotros. En un momento nos alcanzó y empezó a granizar. Los granizos en la cabeza nos hizo pensar que las mas de dos horas de ir y volver al cráter junto a la nieve que ya había y lo que podría caer peligraba nuestra vuelta. Suspendimos la ascensión y regresamos disfrutando como niños del paisaje que es para bloque fuimos a Askja.

Región del Lago Myvatn

image

Cuando llegamos a la región de Myvath desde los fiordos del Este el paisaje cambia completamente. Ahora es puramente volcánico.
Hoy la lluvia nos da una tregua aunque hace mucho frio. Hacemos en coche la carretera de 37 Km que rodea el lago. Primero paramos en el Volcán Hverfell y subimos hasta la cima para ver el cráter. Es un ascenso fácil por un sendero de arena negra. El cráter tiene la forma clásica, pero no hay lago ni fumarolas.
A continuación visitamos los psedocrateres, que están en una zona con un sendero bien marcado, en ocasiones hay un entarimado de madera para verlos.
Todo el paisaje muestra claramente las secuelas de erupciones anteriores con grietas y rocas rotas. Esto se puede apreciar bien en Storagja y Grotagja en dónde se ve la grieta en la tierra y las cuevas de agua caliente bajo ella.
En Haverir se puede ver una zona de fumarolas y lava hirviendo, curiosamente de los pocos lugares en donde se paga una entrada. Un poco más allá, pasando por la central Geotérmica de Krafla la carretera termina en el volcán Viti y ahi mismo, a pie de carretera está el cráter con un lago azul en su interior.
Para acabar el día nada mejor que un baño en las piscinas calientes de Myvatn. Son muy parecidas a la Laguna Azul del sur, pero con la ventaja de que hay menos gente.

Parque nacional Vatnajökull. Glaciares

image

El parque nacional de Vatnajökull tiene su punto fuerte en las numerosas lenguas del glaciar que bajan pesadamente por los huecos de las montañas. Esta es la masa de hielo mas grande de Europa. Algunos de los frentes son tremendos en anchura y altura e impresionan incluso cuando los ves desde la carretera. Desde el centro de interpretación salen rutas fáciles de 1 y 3 horas para llegar a dos lenguas del glaciar y poder tocarlo. Si te atreves y vas equipado puedes caminar por el glaciar. También tienes varios sitios que te equipan y te llevan a pasear por el glaciar. Otra de las lenguas desemboca en la laguna Jokulsarlon donde se quedan flotando durante años los trozos del glaciar hasta que al derretirse y hacerse mas pequeños la corriente se los lleva al mar y se varan en las playas. En esta laguna puedes hacer recorridos en vehículos anfibios (4000 koronas) o en zodiac (6700 koronas) para acercarte a los iceberg.

image

Otro de los atractivos del parque es sus cascadas y los recorridos por los montes. Nosotros visitamos la cascada de Svartifoss que aun siendo bonita por su salto de agua destaca especialmente las formaciones rocosas rectangulares y alargadas. Un pequeño recorrido desde el centro de interpretación (esta ya cuesta arriba) te lleva a ella en algo menos de una hora.